sábado, 15 de noviembre de 2008

Unas fotos desde Murcia. Centro Comercial Nueva Condomina.

Un amigo de Murcia nos manda estas fotos, tomadas el pasado viernes 14 de noviembre en el Centro Comercial Nueva Condomina, donde las Fuerzas Armadas llegan a los niños de una manera bastante directa y cercana.

A los niños que sujetan estas armas como si fueran juguetes y juegan a la guerra con soldados de verdad, no les han explicado que la guerra no es un juego... que en otros lugares existen niños soldado que superan terribles pruebas para convertirse en asesinos, que esas armas matan gente... pero no, aquí se muestra la "cara amable" de los militares y su forma de imponer la paz.



Nos dice el autor de las fotografías que parecía que el único que se fue con el estómago dado la vuelta fue él, ya que los padres de estas tiernas criaturas, sonreían y se reían como si fueran juguetes.

Para terminar, y para que nos acusen de demagogos, ahí van otras fotos de otros niños y de otras armas. Seremos demagogos, pero lo que no se puede permitir es que la guerra inunde los Centros Comerciales como si se tratara de un juego sin que se les explique a los chavales la realidad de la guerra y de las armas. Armas que en muchos casos se fabrican cerca, muy cerca de nosotros. A los niños que salen en las siguientes imágenes, no les explicaron qué es la guerra, no juegan con armas, directamente las usan y las sufren.

3 comentarios:

Por qué no enviar la noticia a la UNESCO dijo...

Y luego la gente se alarma porque en los eeuu a los niños se les enseña a manejar armas desde bien jovencitos, y porque muchos padres de la asociacion del rifle llevan a sus hijos a practicar tiro con ellos. Es una aberración que un Estado enseñe a los niños qué es el ejército y cuántas variadas armas tiene (incluso que les enseñe lo "chéveres" que son) y les oculte que en demasiadas partes del mundo hay niños soldado y niñas concubinas de los ejércitos, y que las armas no son un juego, sino que crean dolor, muerte y desolación (a parte de generar dinero a las empresas y gobiernos que las encargan o las fabrican).

¿Así quieren los gobiernos educar para la paz? ¿Así se intenta concienciar a los niños para que no jueguen con juguetes violentos ni a la guerra?

ConMilAB dijo...

Hemos recibido el siguiente mensaje del Centro Comercial en respuesta a un mail que les enviamos:

Muchas gracias por su comentario. Era consciente de la publicación de las fotos puesto que vi la página el domingo. Agradezco sus comentarios, siempre son bienvenidas las opiniones de todo el mundo al centro comercial. Sin entrar en un diálogo que no nos conduciría a ningún sitio sobre la necesidad de tener ejércitos o no, sí me gustaría darle algunos datos sobre el centro comercial en cuanto a nuestro compromiso con la sociedad:

Trabajamos permanentemente con entre 12 y 15 ONGs al año
Con ellas hacemos una media de 30 acciones al año
En total, tienen presencia en el centro unos 50 días al año
Además, hay un local cedido permanente a una ONG local llamada Labor Viva para la difusión de su trabajo
Trabajamos de manera permanente con el Gremio de Artesanos de Murcia para promover la artesanía local murciana
1 Evento con las fuerzas armadas de dos días de duración

Desgraciadamente nunca recibimos emails de agradecimiento por ninguno de los 5 primeros puntos aunque, si bien es cierto, las asociaciones que trabajan con nosotros están realmente encantadas y eso es lo que realmente cuenta, no pedimos más.

Como le comentaba anteriormente, este es un centro plural, al que viene todo tipo de público, con todo tipo de gustos y aficiones. Lamento que no le atrajera la idea de tener a las fuerzas armadas en el centro comercial y espero que podamos hacer cosas en el futuro que sean de su agrado.

Reciba un cordial saludo,

Anónimo dijo...

Pues vaya respuesta que os han dado los del centro comercial!!!! Una cosa es tener presencia las fuerzas armadas en un stand para que los ciudadanos conozcan (incluso que algunos reconozcan) su labor, como si la presencia en el centro comercial la tiene una cofradía de pescadores, la policía municipal o una ong subsahariana. Y otra cosa es tener una pista americana simulada y armas para que los niños practiquen o simulen entrenamientos militares, y hasta que simulen disparar a un enemigo ficticio.

Por lo que dice el comunicado este que han hecho público, se supone muy alta la sensibilidad del centro comercial, pero desde luego si queremos educar en valores para la paz a las nuevas generaciones, el camino no es matando enemigos ficticios con armas que los propios padres y los soldados enseñan a coger a los niños; ni mucho menos ocultando que en otros países hay niños y niñas soldado que no juegan a la guerra porque, en su país, LA GUERRA ES REAL.