martes, 5 de junio de 2007

Publicado hoy en La Tribuna

Armas para la Paz
José María Aguilar Idáñez

Últimamente me están calentando la cabeza. Resulta que tengo dos amigos que no se ponen de acuerdo sobre si Albacete se está convirtiendo en una ciudad militarizada o en la ciudad de la paz.


Uno me dice que los helicópteros Tigre que se fabricarán en Albacete son instrumentos de guerra, máquinas de matar. Que el Centro para pilotos de aviones de guerra, que nadie quiere pero que el gobierno socialista ha conseguido traer a nuestra ciudad, es un sitio donde se entrenarán para la guerra, que no van a venir a bailar manchegas en el recinto ferial. Pero claro, este amigo mío es un tipo poco fiable, lleva el pelo largo, viste ropas raras y trabaja de payaso, en el circo.

El otro me cuenta que esos helicópteros trabajarán en misiones de paz, algo así como ayudar a las viejecitas a cruzar en los semáforos, y que cuando tengan que matar, sólo matarán a los malos, porque nos tenemos que defender. Que los pilotos tienen que entrenarse (imagino que para no equivocarse cuando tengan que matar a los malos) porque, al fin y al cabo, los ejércitos nos sirven para garantizar que nadie venga a quitarnos lo que tantos esfuerzos nos ha costado conseguir. Pero claro, este amigo mío es un tipo poco fiable, va pulcro y bien peinado, viste trajes conjuntados y trabaja de policía.

Como no hay día en que no me vengan con las mismas monsergas, he decidido investigar:

- Resulta que el alcalde no hace mucho que inauguró, en el refugio del Altozano, el Centro de Interpretación y Sensibilización para la Paz; y que, al poco tiempo, volvió a inaugurar (¡que como inaugurador no tiene precio!) el flamante Palacio de Congresos y Exposiciones, con el no menos flamante Congreso Mundial de Educación de la Infancia para la Paz. De modo que pocos pueden poner en duda el arrebato pacifista de nuestro alcalde; aunque también puede que se trate de simples casualidades, dentro del apretado programa de inauguraciones que los políticos mandatarios suelen procurarse antes de cualquier proceso electoral.

- También resulta que ese puñetero helicóptero Tigre está armado hasta los dientes, y que en el Centro para pilotos se entrenarán en simulacros de combates aéreos. Y estos dos inventos forman parte del plan modernizador con que el PSOE prepara el Albacete del futuro. De modo que pocos pueden poner en duda el arrebato armamentista de nuestro alcalde.

Podría ser que estas aparentes contradicciones sólo se deban a la sandez que caracteriza al género humano, y de la que los socialistas puede ser que vayan bien provistos. Pero también hay otra posible y compleja explicación, que el alcalde procura airear siempre que puede: Resulta que nuestro ejército trabaja única y exclusivamente para la paz mundial y que, de ese modo, cuanto más invirtamos en armas y cuanto mejor entrenemos a los militares, más y mejor estaremos contribuyendo a esa paz mundial para la que todos los políticos dicen trabajar pero de la que cada vez estamos más lejos.

A mí lo que me parece es que, como moderno Quijote, el alcalde filósofo ha debido sufrir un pernicioso atracón de lecturas que le ha sorbido el seso y mermado el entendimiento. Porque tomar la maquinaria de guerra como instrumento para la paz es como confundir odres de vino con rufianes y malhechores, y tomar un centro de entrenamiento militar como reducto para la convivencia multicultural de los pueblos es como confundir molinos de viento con gigantes pendencieros.

Pero todo lo anterior no son sino niñerías, menudencias que sólo sirven para rellenar charlas de café. Al alcalde no le interesa ni la paz ni la guerra, que lo que le interesa es el desarrollo económico de la ciudad y, por tanto, los puestos de trabajo que todo este embrollo genere. Pero dado que es poco ducho en materias económicas, no termina de percatarse de que el enorme presupuesto que lo de los helicópteros y los pilotos militares necesitan, bien podría dedicarse a negocios menos genocidas.

En el ideario del pensamiento socialista siempre se ha mantenido que la paz no es posible sin igualdad y sin justicia. Y puede ser que también los del PSOE repitan esto en sus panfletos y proclamas. Pues que se preparen quienes viven sus miserias allende nuestras fronteras, allí donde las guerras no nos salpican de sangre nuestras alcobas. Que el ejército español dispondrá de modernos misiles para facilitarles su vida o, al menos, el tránsito a la paz del paraíso. Que Albacete trabajará con esfuerzo para fabricar helicópteros y entrenar pilotos, que serán los encargados de acabar, de una vez por todas, con las injusticias que padecen, y podrán así descansar en paz.

http://www.latribunadealbacete.es/secciones.cfm?secc=Opini%C3%B3n&id=474006

1 comentario:

un plataformado dijo...

Más claro y mejor explicado en ese escrito que aparece en La Tribuna, imposible.

En mi opinión, hay quien argumenta ciertas excusas para que el Tigr€ y el TLP estén en Albacete, por ejemplo: 1)en el mundo en que vivimos no hay lugar para las utopías y los ejércitos son necesarios tanto para protegernos como para garantizar la paz allí donde son enviados; 2)si no ponen aquí la fábrica de helicópteros, la pondrán en otro lado, así que mejor que se quede aquí y genera trabajo y dinero en la ciudad; 3) ¿que haciendo cuentas cada Tigr€ cuesta lo mismo que un hospital como el de Almansa equipado y que se podían hacer más hospitales en lugar de Tigr€s?, ¿para qué? si lo que falta en esos hospitales es personal, mientras que el Tigr€ da dinero y puestos de trabajo ya; 4) es un orgullo que el TLP venga a Albacete, porque nuestra base adquiere prestigio internacional; 5) en esta ciudad hay mentirosos que sólo confunden al resto de ciudadanos con su alarmismo y con su actitud supuestamente pacifista (¿pero qué hacen esos mentirosos por la paz, a ver?); 6) esos de la Plataforma y todos lo que la apoyan son unos indeseables porque intentan desprestigiar la honrada labor de los ejércitos y de sus mandatarios; etc.

Por el contrario, hay quienes argumentamos que ni el Tigr€ ni el TLP son necesarios (ni en AB ni en ningún lado), por razones como, por ejemplo: 1) los ejércitos no garantizan la paz en las actuales zonas de conflicto, amén de que las guerras son alimentadas por intereses geoestratégicos y económicos que se estudian en gabinetes civico-militares de ciertos países que se empeñan en velar por la seguridad mundial; 2) instalen donde instalen una empresa armamentística, como empresa generará trabajo y es posible que hasta con pocos empleados, al tener que consumir estos, se incrementen los beneficios en la ciudad, pero hay otro tipo de empresas que pueden generar beneficios para cualquier ciudad y, además, pueden ser menos nocivas para la humanidad; por ejemplo, Eurocopter salvo el caso del Tigr€, el resto de naves que hace pueden servir para uso civil y militar, según el gusto del cliente, así las cosas ¿por qué no aunar esfuerzos en la aviación civil y de esa manera dar un paso para fomentar la paz mundial en lugar de una paz armada?; 3)cada empleo que genere Eurocopter (254 según publica el BOE) sale por 18 millones de euros y cada Tigr€ por 55 millones de euros (lo mismo que un hospital como el de Almansa), por lo que nos sale más rentable traer unas cuantas empresas con más de 200 empleados de media que contratar gente en Eurocopter y también puede resultar una interesante experiencia contratar gente para los hospitales que ahora se ven faltos de personal, e incluso en lugar de gastarnos el dinero en hacer Tigr€s se podrían hacer pequeños hospitales en La Roda y otras localidades de la provincia para que los enfermos no dependiesen de estar viniendo a los hospitales "de la capital" o a los de Almansa, Villarrobledo, etc., con lo que la sanidad pública y el paciente se ahorrarían gastos y cada enfermo estaría mejor y más rápidamente atendido; 4) que una entidad militar como la OTAN tenga cada vez mayor presencia en Albacete (y en toda España) es lamentable pues es señal de la militarización y rearme que está habiendo en el mundo, e igual que desapareció "el pacto de Varsovia" debería desaparecer la OTAN, que gira en torno a los intereses de los EEUU (que hoy en día se unifican en controlar el mundo y en hacer ver que estamos en peligro por el "eje del mal"); 5) al igual que el PSOE hace no demasiado tiempo, un grupo de personas seguimos pensando que el armamentismo y la mayor presencia de lo militar en la sociedad y en el mundo es una pésima señal para lograr mayores cotas de paz mundiales, por eso intentamos, cada uno en la medida de nuestras posibilidades, contribuir al restablecimiento de la paz empezando, por ejemplo, por evitar el rearme y continuando porque las inversiones que acaban siendo, de una u otra manera, destinadas a la industria militar vayan destinadas a sanidad, educación, bienestar y asuntos sociales, etc.; 6) ¿de qué me defiende un ejército como el de la OTAN?, ¿de que se salvaguarde Occidente?, ¿de salvaguardar que EEUU siga teniendo presencia y control allí donde le interesa a costa de que le ayuden a sostener la situación sus países aliados?, ¿de salvaguardar la paz mundial?, ¿de que triunfe la democracia en el mundo? Jaja: a modo de ejemplo diré que dirigentes mundiales como George W. Bush, quien decide donde intervienen los ejércitos de su país y de la OTAN, pertenece a la sociedad secreta ultranacionalista "Calaveras y huesos"; el comportamiento de los soldados en Guantánamo y en Iraq tampoco me da mucha confianza; así que menuda salvaguarda mundial, en menudas manos descansa la defensa de todos nosotros...

Y por el medio de todo ello pululan políticos como nuestro alcalde que, en defensa de la paz, contribuyen al rearme mundial... Menuda hipocresía.

Insisto: gran escrito este que habéis colgado en este blog.
Un plataformado.