miércoles, 9 de mayo de 2007

El gobernador de Kandahar denuncia la muerte de 21 civiles en un ataque aéreo de la OTAN

EL PAÍS. 9 de mayo de 2007.

Un ataque aéreo de la OTAN ha causado la muerte de 21 civiles en Afganistán, segúna ha asegurado el gobernador de la provincia de Kandahar, al sur del país, Asadulá Wafa, quien ha añadido que entre los fallecidos hay mujeres y niños.

El objetivo del ataque era apoyar una operación por tierra de la OTAN contra un grupo de milicianos talibanes que se había atrincherado en viviendas civiles en el curso de unos combates en el distrito de Sangin, según el gobernador.

Un vecino de la zona ha elevado la cifra de muertos a 38. Sin embargo, un portavoz militar estadounidense ha asegurado que las tropas únicamente han causado "bajas enemigas" y que en la misma operación murió un soldado de la Alianza.

La coalición liderada por EE UU ha informado de que los milicianos habían disparado con arma ligera y lanzado granadas de propulsión y obuses de mortero contra una patrulla de las fuerzas especiales estadounidenses y del ejército afgano a 25 kilómetros al norte de Sangin. Según un portavoz de la coalición, el comandante William Mitchell, los soldados han causado la muerte de un número "significativo" de milicianos talibán. "No se nos ha informado de víctimas civiles, son bajas enemigas", ha señalado sin precisar sobre el número de bajas causadas por los soldados.

El enfrentamiento ha causado además, según los mandos militares estadounidenses, la muerte de un soldado de la coalición cuya nacionalidad no ha sido difundida. Lo más probable es que se trate un estadounidense de las fuerzas especiales.

1 comentario:

Alberto dijo...

A partir de 2009, Albacete pondrá su granito de arena en estas acciones, por tanto será cómplice de la muerte de estas personas, con familia, amigos, nietos, etc. mientras los gobiernos "democráticos" les seguirán llamando "daños colaterales".