martes, 27 de enero de 2009

Reacciones políticas en Aragón ante la retirada del proyecto de Base espía de la OTAN.

Os proponemos el siguiente ejercicio: imagina un futuro cercano en el que se produce esta noticia, pero cambiando "Base de vigilancia de la OTAN en Zaragoza" por "TLP en Albacete".

=======
CHA e IU alaban la decisión de la OTAN y el PP culpa al Gobierno de Aragón. El PP culpa al Gobierno aragonés de haber contribuido a que se pierda esta "oportunidad".

El portavoz del PSOE en las Cortes de Aragón, Jesús Miguel Franco, ha precisado que ya hacía unas cuantas semanas que el Gobierno de Aragón se había percatado de que, ante determinados cambios en el proyecto original por parte de la OTAN, éste ya no iba a reportar tantos beneficios a Aragón como en un principio se pensó. Ha añadido, que era "mucho más" lo que Aragón tenía que aportar que lo que iba a revertir.
Eso además de que "no estaban claras", en su opinión, las servidumbres que un proyecto de estas características podría generar en el Aeropuerto de Zaragoza y en su desarrollo futuro.

La presidenta de CHA, Nieves Ibeas, ha recordado que su formación siempre se ha manifestado en contra de este proyecto, y rechazado los argumentos de la creación de empleo y de la generación de I+D+i, cuestiones que podrían conseguirse perfectamente por otra vía.

Para CHA, la ubicación de un centro de vigilancia de la OTAN en Zaragoza ponía a la Comunidad en el punto de mira de determinados grupos terroristas y, en todo caso, no conllevaba "ningún beneficio". Finalmente, el diputado de IU, Adolfo Barrena, instalar el centro de vigilancia en territorio aragonés suponía poner "gran parte del territorio de Aragón al servicio del interés geoestratégico de la OTAN y de Estados Unidos.

1 comentario:

Jose Julio del Olmo dijo...

Pero aqui somos más listos que nadie y nos dejamos engañar por los cantos de sirena de unos políticos que se las dan de socialistas cuando hay que darle caña al PP, como en la guerra de Iraq, pero luego son capaces de historias como la del Tigre, la escuela de pilotos y otras historias que se irán sabiendo con el tiempo. Para progresistas como éstos no hacen falta partidos de derechas: se bastan ellos solos. Lástima de comunidad cautiva y armada (veinticinco años de paz, como decía el otro).